Sobre el precio y el valor de la fotografía de boda


En esta semana he sabido de dos parejas  a las que ha dejado tirada su fotógrafa/o .Se encuentran a 3 meses de su boda sin fotógrafo y después de haber pagado una señal.

Hace unos meses hablaba con un compañero que también es fotógrafo de bodas  de que yo en la entrevista no incido sobre los temas que considero de MÍNIMOS en un profesional. Me doy cuenta de que como me dijo mi compañero muchos «profesionales» no tienen ese nivel de garantías pero sobre todo pienso que el problema es contratar a alguien que no es un profesional.

Quizás esas cosas que considero que son de sentido común ( a veces el menos común de los sentidos) pero se deben decir. Y como fotógrafo de bodas creo que debo hacerlo por las parejas. Las que me van a contratar a mi, o las que no.

Es por eso que pienso que quizás deberíamos incidir más sobre temas que parecen obvios. Y ya no para vender mi trabajo, si no para defender unos mínimos. Hay muchos buenos profesionales que hacen su trabajo de forma impecable y con garantías, no estoy hablando de mí.

Creo que la elección de un fotógrafo ha de ser por su estilo, y su personalidad, (Es la persona que tendrás en tu boda todo el día. Y como en todo, hay gente que suma, y gente que resta.) Pero que debéis fijaros en algunas cosas imprescindibles:

Lo primero entrevistarse con ellos  (aunque sea por Skype) y ver bodas completas , no sólo unas fotos bonitas de cada boda o lo que está en Instagram. Saber cómo trabaja el día de la boda, ver sus referencias, (hoy en día la reputación digital de una persona es muy fácil de comprobar) y en esa entrevista fijarse en cómo es la persona y ver si empatizas con ella.

Segundo: Asegurarse de que cumple con los mínimos. Que esté asegurado, que te dé garantías en el contrato en caso de enfermedad grave u hospitalización (que es el único motivo por el que un profesional no acudiría a una boda) y que quede reflejado que buscará un sustituto en ese caso.

Yo me he roto 6 costillas y la clavícula en moto.  Desde el hospital mientras esperaba por las radiografías ya busqué el que haría la boda para la última pareja de ese año.

El caso es que me pasó a finales de septiembre , pero cogí tanto miedo a que me pudiera pasar en mayo que esa misma semana vendí la moto.

Contando que conocéis su estilo y su trabajo ya pasamos el primer riesgo que es tener un material deficiente. Unas fotos mediocres.

Y contando con ese segundo punto, que tendréis un fotógrafo de calidad en vuestra boda aunque el contratado esté hospitalizado.


El tercer puento es el de la seguridad de poder realizar el reportaje aunque haya una avería o imprevisto.

Para eso hemos de llevar varios cuerpos de cámara y objetivos para en caso de una desgracia asegurarse el poder trabajar. Además  cámaras con doble ranura y hacer copia en ambas. Una tarjeta se puede estropear y corromperse los datos, pero que pase en las dos ya sería una maldición. A mí nunca se me ha estropeado una tarjeta y aun así no disparo con una ranura ni las sesiones de estudio que se pueden repetir.  Nunca se me ocurriría arriesgarme en el caso de fotografiar una boda. Eso si no se puede repetir.

Ya casi nunca voy sólo, así que en mis bodas hay 4 cámaras normalmente y aunque a mi me pise un camión o me pase lo que sea, habrá otra persona para asegurar el reportaje.  Si el camión nos pisa a los dos…ya es otra cosa.

El cuarto punto es la seguridad de vuestras fotos y es de lo que hablaba con mi compañero y creo que debo explicar. Todos los profesionales de calidad siguen protocolos para no perder datos.

En mi caso , que perder las fotos de una boda no lo contemplo ni en mis peores pesadillas lo que hago al llegar con las tarjetas es importarlas en un disco externo, y a la vez en un servidor NAS, este tiene discos en espejo que garantizan la redundancia de datos para no sufrir pérdidas en caso de avería de uno de los discos.

Esto son tres copias de las fotografías de la boda en TRES discos y todavía están en las tarjetas mientras se hacen. Pero como nadie está libre de una inundación, un robo o un incendio, las fotos de boda también se graban en un servidor externo. Aunque arda mi despacho no se pierden las fotos.

Otra cosa importante es que esos tres discos están protegidos por dos SAIS (aparatos que estabilizan corriente y protegen de tormentas)

Uno alimenta el servidor y otro el ordenador y ese disco externo.

Cada uno usa sus métodos, pero todos los profesionales de un mínimo de nivel cumplen con estas cosas.

Llegados a este punto y para que no os equivoquéis en algo que no tiene solución después he de decir algo que también debería ser lógico.  NADIE DA DUROS A CUATRO PESETAS.

Si un profesional paga su seguro de autónomo, su seguro de responsabilidad civil, el seguro de su casa y sus equipos, no puede ser barato porque no vive.

Si un profesional invierte en equipos como cámaras de miles de euros, ópticas de miles de euros, ordenadores de miles de euros, flashes de miles de euros y equipos como discos duros, servidores, sais y demás NO PUEDE COBRAR POCO PORQUE NO LE DA PARA PAGARLOS.

Pero decía en el primer punto antes que perder las fotos está el riesgo de un trabajo mediocre. Yo hago foto de estudio, familia y otras disciplinas además de fotografía de boda. Este año he tenido una clienta de estudio que me ha dicho que su álbum se lo regaló a sus padres. Que le horrorizan las fotos por las que aún encima pago no poco dinero.

Y os lo recuerdo porque lo último que os voy a decir es quizás lo primero en lo que pensar:

Si un profesional dedica tiempo a conocer la pareja, en implicarse, en conocer los detalles importantes, si dedica tiempo a la edición y el trato con la pareja, si dedica tiempo e invierte dinero en talleres, congresos, cursos y en formación en general …..NO PUEDE SER BARATO PORQUE NO SERÍA NI LÓGICO, NI JUSTO.

Y llegados a este punto os dejo unos enlace al magazine de uno de los directorios del que formo parte.

 Si os vais a casar, merece la pena leerlo. Espero ayudar con esto a que no os equivoquéis en una decisión tan importante como es la de la persona que se va a encargar de vuestros recuerdos.

Del banquete, el coche clásico, la pirotecnia, la mesa dulce, las flores, tu vestido y como lucía con tu cara de ilusión, … lo que queda para siempre son las fotografías y el vídeo de tu boda.

Y lo que es más importante…los recuerdos de verdad valiosos, los abrazos, la emoción, esa lágrima que le cae a tu padre que nunca llora en público, la cara del novio cuando ve a la novia entrar a la iglesia, las risas de tus amigas mientras bailan… de eso, además de  vuestra experiencia, quedará un reportaje de calidad si contratáis una mirada especial, Tendréis unas fotografías que os transportarán a esos momentos, que harán vuestros recuerdos más nítidos.

Ese es el valor de la fotografía, transmitir, perdurar, ganarle al tiempo la batalla y capturar esos instantes que una milésima de segundo después….. ya son pasado.


Leave a comment


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: